En el marco de una charla en Punta Cana durante el evento LACNIC 31, Carmen Denis (México), Nathalia Sautchuk (Brasil), Paola Pérez (Venezuela) y Erika Vega (Colombia) comenzó a gestarse el proyecto del Centro de Mujeres en Tecnología Mx (CMTMx).

Con el objetivo de favorecer una mayor presencia femenina en el mundo de las Tecnologías de la Información – en especial en la región y en sus países-  este proyecto impulsa el desarrollo de jóvenes mujeres en todas las áreas vinculadas a Internet.

La iniciativa acaba de ganar una subvención del Programa FRIDA de LACNIC para ampliar a más mujeres el alcance del proyecto a más mujeres.

En entrevista con LACNIC News, Carmen Denis -una de las fundadoras del proyecto- nos cuenta algunos detalles de la iniciativa.

¿Cómo surge la propuesta de crear el Centro de Mujeres en Tecnología (CMTMx) y qué las impulsó a llevar adelante esta iniciativa? 

Tras una conversación, identificamos la necesidad que hay en cada uno de nuestros países y a nivel de la región sobre la participación de mujeres en temas de Internet. Identificamos como área de oportunidad iniciar en México, en específico en la ciudad de Mérida, Yucatán, lugar donde se ha emprendido el proyecto para el Desarrollo de Internet – IXP Yucatán.

El proyecto en su etapa inicial se enfocará en capacitar a mujeres estudiantes de universidad y brindar mentoría exclusiva y experta para incluirlas en el despliegue de Infraestructura de Internet, aportándoles a su vez las herramientas necesarias para el desarrollo profesional de cada una.

Se cuenta con la colaboración de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) y la Secretaria de de Investigación, Innovación y Educación Superior del Gobierno del Estado de Yucatán.

Creemos firmemente que “ la educación es el pilar de la sociedad” y al ayudar a las personas a desarrollarse, la comunidad se enriquece. 

¿Cuáles son los ejes principales de acción del proyecto?

El Centro de Mujeres en Tecnología Mx emerge con una visión clara y sostenible, donde las mujeres y niñas de Yucatán, no sólo pueden crear, accesar y usar las TICs de manera efectiva para el aprendizaje, sino que también pueden desarrollar el espíritu emprendedor, desarrollar actividades en el campo profesional y devolver esta oportunidad a otras generaciones.

El proyecto tiene dos ejes principales de acción. El primero es la formación de talento para el desarrollo de Internet. Consiste en conformar un grupo de 10 mujeres estudiantes en la etapa universitaria de las áreas de TIC de las universidades de Mérida; que durante  6 meses recibirán formación para el desarrollo de habilidades digitales de recursos de Internet, gestión de redes, seguridad, IPv6, ruteo básico y avanzado. Las jóvenes becarias aportarán y participarán en el despliegue de infraestructura de Internet en las dependencias que se interconectarán al nodo IXP del Estado de Yucatán.

Las jóvenes más detacadas asistirán al evento LACNIC On the Move o a LACNIC 33, para que se involucren con la comunidad.

El segundo eje del proyecto es la experiencia Bootcamp CMTMx. Comprende una semana con diferentes actividades y talleres para 15 niñas y adolescentes, donde se impulsará el desarrollo de aplicaciones móviles, la arquitectura de computadoras, robótica y redes. Se buscará la colaboración de socios (sector privado, sociedad civil y comunidad técnica mencionados en la aplicación) y de las redes académicas (CUDI y Red CLARA).

¿Por qué creen que el llamado mundo TICs ha estado, hasta ahora, dominado por la presencia masculina?

Nos llamó la atención que el número de mujeres que se inscriben a carreras vinculadas con esa área es muy inferior al de hombres (15,08% contra 84,92%) y la brecha de género es cada vez más amplia. Por lo tanto, consideramos que esta dominación de presencia masculina surge por la falta de interés de las mujeres de entrar al mundo STEM.

En el campo laboral actual, la subrepresentación de identidades diversas implica, además de inequidad, una oferta de trabajo que supera la demanda. Al ser la tecnológica una de las principales industrias que nutren de empleo a millones de personas alrededor del mundo, se convierte en una necesidad la generación de trabajo sin discriminar por género. Si las mujeres estudiáramos de forma más masiva este tipo de carreras, sería más fácil cubrir el déficit, y en ese sentido se promueve la línea de acción de Bootcamp CMTMx para motivar a niñas y adolescentes para perfilarse en carreras tecnológicas.

Como mencionamos al inicio, el proyecto en su fase inicial se enfoca en mujeres con el objetivo de promover la igualdad de oportunidades e impulsar a las mujeres que desean brillar; y a su vez, formar ciudadanas críticas, con valores, que sean responsables, que sepan cómo tomar decisiones y que quieran contribuir con la sociedad, agregará voluntades para apoyar los objetivos de nuestro proyecto.

¿Cómo valoran su participación en el programa FRIDA de LACNIC? ¿Creen que a partir de la subvención de FRIDA van a lograr otros apoyos para el proyecto?

FRIDA sin duda nos ha dado una gran oportunidad para incluir a más mujeres como nosotras en el área. Hasta ahora hemos recibido todo el apoyo y orientación que necesitamos para construir nuestro proyecto y que sea lo más optimo posible. Diversos socios se han interesado y les parece una idea brillante; estamos seguras que este es sólo el comienzo y tenemos la intención de que luego sea un proyecto sostenible para todos los países de la región.

Concluimos con un sincero agradecimiento a LACNIC, y como mujeres profesionales y como parte de la comunidad, nos sentimos comprometidas en agregar valor a la esencia de su misión en la construcción de capacidades en la comunidad regional a través de capacitación, cooperación y colaboración con otras entidades;  promoviendo la igualdad de oportunidades e impulsar a los jóvenes – mujeres y hombres – en la formación de habilidades para el desarrollo de Internet y motivar el involucramiento con la comunidad.